top

Noticias

Te informamos

Subvenciones, ayudas, toda la actualidad de AltEnergy, ... Te mantenemos informado.
Recibelas directamente suscribiéndote a nuestro newsletter.
24-01-2018

POR QUE ELEGIR EL SUELO RADIANTE COMO SISTEMA EMISOR DE CALEFACCION.

Ventajas e inconvenientes del suelo radiante

En este artículo expondremos las razones por las que recomendamos a nuestros clientes el suelo radiante como sistema de emisión de calefacción en edificios nuevos y en reformas en las que sea posible su instalación.

El suelo radiante es el sistema de emisión de calefacción del presente, pero el primer gran argumento a su favor nos lo da la experiencia propia. A lo largo de 10 años instalando esta solución, no hemos encontrado a uno solo de nuestros clientes que no este plenamente satisfecho con el mismo.

Pasamos ahora a enumerar ventajas técnicas para argumentar nuestra opinión:

1.       Al contar con grandes superficies radiantes la sensación de confort la sentimos con temperaturas operativas inferiores. Realizando una simplificación la temperatura operativa es la media aritmética de la temperatura del aire y la temperatura de los cerramientos. Para la misma temperatura operativa se dan iguales condiciones de confort. En sistemas radiantes al aumentar la temperatura de los cerramientos (suelo) la temperatura del aire (el termostato) puede estar mas baja y por tanto las pérdidas por la envolvente y renovación de aire son inferiores.

2.       Es un sistema de emisión apto para combinar con cualquier generador de calor incluso bombas de calor y sistemas de energía solar térmica.

3.       Importante ahorro energético y eficiencia por trabajar a bajas temperaturas de impulsión. Reducimos las pérdidas en distribución.

4.       Presenta un perfil de distribución de calor óptimo por mantener los pies calientes y la cabeza fría.

5.       Presenta importantes ventajas estéticas pues no se ven los emisores y se eliminas las manchas que producen los radiadores en las paredes.

Queremos mostrar también sus inconvenientes:

1.       Mayor precio económico para su instalación.

2.       Se trata de un sistema con mucha inercia térmica por tener que calentar el mortero en el que se han embebido los tubos antes de pasar a emitir calor al ambiente por lo que responde de forma lenta en los periodos de arranque y parada.

3.       Impide la utilización del suelo para distribuir otro tipo de instalaciones.




¿Tienes un proyecto, necesitas más información? No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Te informamos

Suscríbete

Subvenciones, ayudas,... Te mantenemos informado de todos los recursos a tu disposición, asi como de nuestra actualidad.